Si te da miedo la página en blanco…

El miedo a la página en blanco es universal y hay mucho escrito sobre ella. Pero, a qué le tenemos miedo? A equivocarnos, a no estar a la altura, a estropear un papel caro o una película de fotos. Tenemos miedo de que aquello que salga de nuestro interior no sea digno de ver la luz de día.

Cada vez que nos enfrentamos a una página en blanco, nos enfrentamos a nuestra importancia personal: sentimos los ojos que nos miran y nos juzgan. Quién nos hemos creído que somos? Cómo hemos podido pensar que estamos a la altura de semejante cosa?

Es esa importancia la que se interpone entre lo que está en nuestra cabeza y el mundo material donde queremos expresarla. Pero, y si la elimináramos?

… usa una de color

 

Dale la vuelta al asunto. El miedo no se irá nunca, no puedes luchar contra él. Pero puedes engañarlo, distraerlo con alguna tontería nueva. En vez de quedarte mirando el parpadeo del cursor en la pantalla, prueba escribir cualquier cosa, por ejemplo:

“Ojalá los dioses sean implacables contigo, oh página blanca, como tú lo eres conmigo!”

Coge papel del malo, dale la vuelta a un dibujo que no te gusta, y traza una línea. Ponte música punk y empodérate antes de hacer ese vídeo. Haz algo que se te da realmente mal (como cantar una opereta a viva voz) hasta que te entre la risa floja.

Piensa en el placer y el desenfado que sientes cuando dibujas en un papel cualquiera, sin ahorrar, sin pensar en el resultado. Recuerda lo fácil que te salen las palabras cuando estás garabateando algo en una servilleta.

Date el permiso a cagarla, a crear algo ridículo, a equivocarte de lleno.

“Comete errores. Comete errores gloriosos e increíbles. Comete errores que nadie nunca ha cometido”

Neil Gaiman

Y tú, tienes algún ritual para engañar al miedo de la página en blanco? Comparte en los comentarios!

 

1 Comment

  1. 3 mayo, 2016 - Responder

    ¡yeah! escribir como primera cosa del día, medio dormida medio despierta. En un cuaderno de los baratitos y con el acuerdo conmigo misma de no volver a abrirlo en meses… o años 😉

Drop a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *