¿Multipotenciales o creativos?

Esta mañana estuve hablando con una amiga sobre este proyecto y me preguntó si no era lo mismo ser una persona multipotencial que una creativa. A su parecer, las personas creativas compartían casi todas las características que yo había descrito en el post “¿Qué es eso de ser multipotencial?”.

Me quedé pensando un buen rato, porque, la verdad, en principio pensé que sí. Pero ahora no lo tengo tan claro.

Empecé a pensar en las personas creativas que conozco, incluyéndome a mí misma: ¿son todas ellas multipotenciales? ¿Enfrentan los mismos retos y obstáculos?

Por ejemplo, mi padre: es pintor y profesor en una facultad de Bellas Artes. Sé que estuvo intentando escribir poesía, que se le dan muy bien los trabajos manuales, que es muy creativo en la cocina y una persona altamente ingeniosa. En su creación artística ha trabajado con distintas técnicas, siempre innovando y retándose.

¿Es mi padre multipotencial? No. En algún momento de su vida él decidió que quería ser artista plástico y se especializó en eso. Todas las demás aficiones o inquietudes son resultado de una mente creativa e inquieta, pero no le suponen un impulso casi irresistible de dedicarse de lleno a ninguna de ellas.

Ser multipotencial es tener varios intereses (al mismo tiempo o por turnos) IGUAL DE IMPORTANTES. De ahí la dificultad de elegir o priorizar, sobre todo porque muchas veces pueden ser totalmente incompatibles entre sí. En cambio, un artista puede ser muy creativo, pero no tener ningún interés en las cosas que están fuera del ámbito artístico o no le sirvan de inspiración para su creación.

Otra diferencia que veo es el motor de la motivación interior. Creo que las personas multipotenciales nos movemos con un impulso muy fuerte de aprender, es nuestro leitmotiv, y es lo que nos maravilla de las cosas nuevas: no las conocemos.

Ahora bien, también hay muchas similitudes que compartimos con las personas creativas en general: la capacidad de automotivarnos y ser absorbid@s por el trabajo; la capacidad de conectar puntos aparentemente dispares; los prejuicios que nos carga la sociedad; la necesidad de encontrar maneras propias de gestionarnos, entre otras.

Creo que muchos de los temas y herramientas que discutimos aquí pueden resultarles útiles a todas las personas creativas, aunque no se identifiquen como multipotenciales. Además, estoy convencida de que tenemos que inventar nuevas formas de emprender, de trabajar y de gestionar nuestro potencial, dónde quepamos tod@s con nuestras características.

¿Existen personas multipotenciales no creativas?

Esa es una buena pregunta. Si nos apegamos a la definición de la creatividad como capacidad de resolver problemas de forma innovadora, creo que es imposible ser multipotencial y no creativ@, ya que tenemos conocimientos en áreas muy dispares, lo que nos permite tener una aproximación novedosa hacia cualquier asunto.

¿Tú qué opinas? ¡Me encantará saber lo que piensas!

¡Hasta pronto!

 

Mi cabeza siempre está llena de ideas y mi camino es seguir a mi corazón. He pintado desde que soy pequeña, aunque pasé muchos años dedicándome a otras cosas. Retomar la creación artística ha sido como volver a casa; una casa a la que te invito. Además del arte, me apasiona la creatividad como objeto de observación, y he dedicado mucho tiempo a entender los ciclos creativos, así como los bloqueos y las creencias que nos limitan. Ahora comparto mis ideas en los talleres que imparto. La coherencia es otra de las cosas que tengo siempre presente. La coherencia entendida como el valor de vivir acorde con mis propios valores, de tener una voz particular, de permitirme en vez de obligarme. Además de aplicarme el cuento y contar mi experiencia en mi blog, ayudo a otras personas a encontrar un camino coherente con ellas mismas en sus empresas y en su día a día.

1 Comment

  • Algo que me llama la atención desde hace tiempo es esa cosa que veo en mucha gente de tener la mente compartimentada. Conozco a mucha gente muy inteligente y muy creativa, y sin embargo parece que desarrollan cajas de herramientas específicas para cada compartimento mental -trabajo, afición, vida diaria-, sin que parezcan ser capaces de usar en otras áreas herramientas adquiridas en un área específica. Pensando en mi experiencia, encuentro que me mola justo lo contrario: llevar herramientas de un sitio a otro y ver qué pasa cuando usas lo aprendido en yoga para moverte en la cocina, o lo aprendido en el trabajo sobre el funcionamiento de una organización empresarial para explicarme las noticias políticas, o pensar en cómo funciona el horizonte en la montaña para entender el efecto que tiene la ciudad en el carácter. No se trata solo de unir puntos dispares, si no de la cantidad de puntos dispares que uno ha ido acumulando precisamente por picotear aquí y allí. Creo que todas las personas somos creativas de un modo u otro, pero leyendo lo que cuentas aquí, pienso que quizás lo que distingue a una persona multipotencial es la cantidad de sitios a los que ha ido a buscar herramientas, el impulso de usarlas fuera de su contexto original, y la excitación de ver qué pasa cuando se hace eso. Así, pensado sobre la marcha 😉

    Javi 24.05.2016

Leave a comment

Your email address will not be published.